Actualidad

Por qué deberías preocuparte por el rastro de tu huella digital

Nuestra huella digital también define quienes somos y lo que hacemos cuando navegamos por Internet. Por eso es muy importante que no la descuidemos.
24 Sep 2020
2 Minutos de lectura

El término “huella digital” se ha popularizado y aparece con frecuencia en las conversaciones sobre el uso de Internet por parte de los ciudadanos. Pero, ¿qué es la huella digital exactamente? Cuando hablamos de la huella digital en Internet hacemos referencia al rastro que dejamos cuando navegamos por la red e interactuamos con páginas web de todo tipo. La huella digital es una recopilación de toda la información sobre nosotros que hemos volcado directa o indirectamente en Internet, y que crea un perfil de quienes somos en base a nuestros intereses. 

¿Qué forma parte de nuestra huella digital? El historial de páginas web que visitamos, los comentarios que dejamos en blogs y foros, el uso que hacemos de nuestras redes sociales (a quién seguimos, damos like o bloqueamos), los mensajes que recibimos en el correo electrónico y mucho más. 

La digitalización de nuestras vidas ha comportado que nuestra huella digital sea mucho mayor, porque procesos que antes realizábamos de forma presencial ahora se producen online. Por ejemplo, la compra de billetes de transporte y de todo tipo de objetos (Amazon) o la pedida de comida a domicilio. Para realizar estos trámites aportamos nuestra información personal y se va dejando una marca en los diferentes soportes electrónicos que usamos que permanece aunque los hayamos borrado superficialmente. Y es que nuestra navegación por Internet deja un rastro que difícilmente desaparece.

Tras esta introducción, puede que te estés cuestionando hasta donde llega tu huella digital, qué quieres hacer con ella, si puedes o no “controlarla” y cómo. Son preguntas nuevas que aparecen en un contexto digital mucho más complejo.

Tu huella digital en Internet: toma el control paso a paso

Un artículo de La Vanguardia recopila algunas de las maneras de poder eliminar tus datos personales o tu huella de acciones en la red para ser, en la medida de lo posible, “invisible”. Tal vez te arrepientas de algunos de tus comportamientos online, no quieras que una búsqueda rápida de tu nombre en Google haga florecer información comprometida o simplemente quieras preservar tu intimidad y privacidad y exponerte menos a ojos del resto. 

Hay empresas que se dedican a ofrecer estos servicios. Una de ellas es Delete Me, pionera desde 2011 en estas tareas, que te ofrece diferentes planes para hacer desaparecer tu información personal de las bases de datos en las que estén alojadas. Además, Delete Me también elimina gran parte de los datos que aparecen en Google sobre nosotros aunque, según la tarifa que elijas, puede que solo sea durante un tiempo y no para siempre. Esta solución te permite evitar la recepción de spam y llamadas a horas intempestivas por parte de empresas que ni siquiera sabes cómo han conseguido tu teléfono.

Hay otros servicios gratuitos que también son útiles, como deseat.me, que rastrea todos los sitios web en los que nos hemos dado de alta con nuestro correo electrónico y nos facilita darnos de baja. 

Cambiar nuestro número de teléfono y correo electrónico es una buena opción para empezar de cero y que desde la red ya no sea posible seguirnos la pista, o al menos no tan fácil. Y, por último, queremos recomendarte un blog que puede serte muy útil, sobre todo si tienes hijos: Hijos Digitales. Este blog comparte periódicamente consejos para un uso seguro de Internet, dirigido a niños pero también a mayores, con multitud de recursos y tutoriales sencillos para configurar aplicaciones y herramientas que nos permitan disfrutar de mayor seguridad y privacidad en nuestra vida digital. La huella digital propia nos acompaña en la red, así que es mejor vigilarla de cerca para que no cuente más de la cuenta.

355 visitas